Páginas

miércoles, 4 de mayo de 2016

CONSEJO #1 - ESCRIBE PARA TI

Escribir es, ante todo, un acto creativo donde ponemos a trabajar a nuestra imaginación para que de ella surja una historia que, de no ser por nosotros, no hubiera existido nunca, por ejemplo, J.K. Rowling inventó al personaje de Harry Potter y a todo el mundo que lo envuelve, y seguramente cuando lo hizo ya existían historias de magos y cosas similares, pero, y aquí está lo importante del asunto, ninguna de esas historias que ya existían antes y todas las que existen después son Harry Potter, seguramente cuenten con elementos parecidos, pero el mundo concreto de Harry Potter solamente ha podido existir porque su autora lo imaginó, sin ella nunca conoceríamos a este mago con una cicatriz en la frente.


Pueden existir muchos magos en la literatura, pero ninguno es como Harry Potter.

Cuando escribes para ti, lo haces sobre todo porque te gusta, porque te estimula ponerte delante de tu ordenador (o tu libreta) y ponerte a pensar en tramas, personajes, diálogos, etc, te agrada el hecho mismo de crear historias.

Cuando escribes para "ganar dinero" o "ser un best seller" estás poniendo todas tus probabilidades de éxito en algo que tu no puedes controlar, pues si después de todo el trabajo que conlleva escribir una novela (que es mucho trabajo) no consigues las expectativas de ventas que te habías propuesto, o ni siquiera consigues que una editorial se interese por tu borrador, sentirás frustración y la sensación de que todo el tiempo que has dedicado a escribir es un tiempo totalmente perdido. En cambio si escribes porque te gusta, cada línea, cada párrafo, cada página supondrán una enorme victoria, tendrás esa satisfacción de saber que has conseguido escribir tu historia por ti mismo, y solamente con eso ya habrás triunfado como escritor.

La creatividad es la cualidad más importante a la hora de crear historias.


Ahora que ya sabemos que tenemos que escribir sobre todo para nosotros, la pregunta es: ¿Cómo conseguimos esto? Pues bien lo único que tenemos que hacer es hacernos una simple pregunta: ¿Qué historia me gustaría leer a mí? Esta sencilla cuestión es la que guiará nuestros pasos, la que nos hará tomar decisiones por encima de otras. Mira si te ha pasado esto alguna vez estás leyendo una historia leyendo una historia, has dicho, esta parte la cambiaba totalmente, y en su lugar hubiera hecho que los personajes hicieran esto, si alguna vez te ha sucedido esto, comprenderás lo poderosa que es la pregunta ¿Qué me gustaría leer a mí?

Una vez que sepas que historia te gustaría encontrarte plasmada en el papel, es hora de ponerse a escribir, lo más importante es empezar.

Pensé que este consejo era algo básico, y seguramente es algo obvio para la mayoría de personas, pero me pareció pertinente dedicarle una entrada y tratarlo más en profundidad.

Bueno GUERREROS aquí está el primer consejo para que os convirtáis en unos escritores excepcionales, espero que lo disfrutéis.