Páginas

martes, 16 de junio de 2015

RESEÑA -> La Edad de la Ira - Fernando J. López



Páginas -> 316
Encuadernación -> Tapa blanda
Año de edición -> 2011
Editorial -> Espasa
Precio -> 7,95€

Puntuación



Sinopsis:

 EL TITULAR
Marcos, un adolescente de clase media, asesina a su padre y deja malherido a uno de sus hermanos.

LAS PRIMERAS REACCIONES
Amigos, familiares, profesores de Marcos: nadie se explica lo sucedido. Nadie pudo preverlo. Las imágenes del crimen acaparan los medios. La violencia adolescente se adueña, de nuevo, de la actualidad.

LA INVESTIGACIÓN
El crimen de Marcos no es un suceso aislado. Demasiados casos en los últimos años de menores envueltos en situaciones de extrema violencia. Bullying. Acoso cibernético. Ataques racistas. Trapicheos con drogas. Vídeos en YouTube con humillaciones a profesores. Docentes deprimidos. Fracaso escolar... ¿La culpa es de los adolescentes? ¿De sus profesores? ¿De sus padres? ¿Hay en verdad culpables o somos todos víctimas?

Un periodista, impulsado por estos interrogantes, decide adentrarse en el entorno del asesino. ¿Qué sucedió el día del crimen? ¿Cómo fue la semana anterior de los hechos?


En el instituto en el que Marcos cursa el Bachillerato, entre apuntes, pizarras y claustros, el reportero buscará la verdad, recopilando testimonios de quienes formaron parte del mundo de Marcos durante aquellos días. Un mundo en el que sólo parece regir una única ley y una única edad: la edad de la ira.
----------------------------------------------------------------------------------------------------------
Opinión personal:

Decidí comprarme este libro nada más leer la sinopsis, un adolescente que mata inexplicablemente a su padre con una máquina de escribir, y una investigación centrada en el bullying y el mundo adolescente. Un libro con una sinopsis así tenía que estar bien sí o sí.

Quizá fue por mis altas expectativas, quizás por el estilo impecable del autor al escribir, o por la portada y la edición tan atractiva que poseía el ejemplar, comencé a devorar las páginas una detrás de otra.

La edad de la ira es una obra llena de realismo, intriga, temas espinosos, y alguna referencia vaga al amor. Lo que sí está claro es que no es un libro como los demás.

Todo comienza con un crimen brutal supuestamente cometido por Marcos, un adolescente de 16 años que estudia en el IES Rubén Darío, y que es sin duda el más popular de todo el centro. Aunque no participa activamente en toda la obra, todo gira en torno a él. Se narra su turbia relación con su padre y su hermano Ignacio, al contrario que con sus hermanos Adolfo y Sergio, también podemos hacernos una idea completa de su personalidad y de como descubre cosas de él mismo, cosas por las que su padre lo mantiene encerrado todo el día en casa.

Por otro lado tenemos a Santiago, un periodista que se interesa de inmediato por el crimen que ocupa todas las portadas de los periódicos con titulares oportunistas, pero que ninguno de ellos consigue contestar a las preguntas que Santiago tiene en la cabeza, así que decide investigar por sí mismo.

Para ello conoce a los profesores de Marcos en el Darío: Álvaro, el profesor de lengua y tutor de Marcos, al que ser homosexual le ha traído problemas, Sonia, la Jefa de Estudios, que vive entre su preocupación por sus alumnos y su amarga vida personal, Gema, la profesora de informática de Marcos, este personaje le pone un toque de humor seductor a la obra.

Tenemos también a los mejores amigos de Marcos, Sandra y Raúl, los tres forman un grupo de cinéfilos empedernidos e inseparables hasta el día de la tragedia.

El libro está narrado entre la primera persona protagonizada por Santiago, y las palabras que le envían a este los profesores, Sonia, o sus amigos en forma de e-mails o de relatos cortos. Todo esto unido a un estilo muy bueno del autor, en el que predomina la narración constante de los hechos y de las sensaciones tanto de Santiago como de los demás, y la aparición constante de nuevos misterios me hicieron leer el libro en un par de días, deseando llegar al final y resolver de una vez el crimen.

Y aquí llegamos al único punto negativo en toda la obra, cuando ya creía que iba a leerme uno de los mejores libros que me he leído desde hace mucho tiempo, el autor hace algo que en mi opinión, no se merecía esta historia. No finaliza la obra con un final cerrado en el que podía haber aprovechado y dar un último giro a la obra, y utilizar a algún otro personaje para nombrarlo el asesino oficial y así conseguir despejarnos todas las dudas que surgen desde la primera palabra del libro (esto en mi opinión hubiera sido un final memorable). En cambio, resuelve muchos de los pequeños misterios que aparecen a lo largo de toda la historia, pero, el problema principal lo deja a interpretación del lector, invitándolo a reflexionar sobre los problemas que sufren los adolescentes día a día y sobre si nuestro sistema educativo actual es el idóneo para formar a los futuros adultos que pasan por él (en mi opinión todo esto podría haberlo conseguido con el final cerrado que he descrito hace unas líneas).

Pero a pesar de esto, recomiendo muchísimo esta obra, que reúne las grandes características de mantenerte enganchado en cada página, de tener un estilo ameno, y tratar temas de interés, por todo esto recomiendo este gran libro que no puede faltar en tu estantería.

Pues nada GUERREROS nos vemos en una nueva reseña!!